primiciachiapas.com.mx
A. Marroquín
TUXTLA. Productores cañeros de  la región de Venustiano Carranza en Chiapas, se plantaron esta  mañana frente a la sede del Gobierno del Estado para exigir al Gobernador Manuel Velasco Coello un alto a las invasiones y solución al conflicto provocado por la ocupación ilegal de sus tierras por pate de integrantes de la Organización Campesina Venustiano Carranza (OCEZ-RC), que persiste desde el 2015y que el mandatario se niega a atender.
En entrevista, Nelson Goicochea Pérez, vocero de la Unión de Productores de Caña, explicó que a tres años de seguir la invasión de tierras en los municipios de Venustiano Carranza, Socoltenango, Villa Las Rosas y Tzimol, el gobernador Manuel Velasco, se ha mostrado apático ante el robo de propiedades, acción que afecta directamente a más de 7 mil productores.
“El sentir es es los 7 mil 200 porque dejamos de producir caña y estamos pagando la masa común, entonces es de los 7 mil 200 productores de caña”, dijo.
A lo anterior, expuso que después de mantener un tapón carretero en las zonas invadidas, el ejecutivo estatal se comprometió a dar una solución a sus demandas, sin embargo estas fueron omisas.
“El gobierno nos ha traído de allá para acá, incluso tuvimos una reunión con el propio gobernador y nos dijo que llevamos 28 días en el tapón carretera, nos tuvimos que venir aquí porque no nos da solución el gobernador”, mencionó.
Por lo anterior, destacó que los cañeros mantendrán su postura de no dejar sus tierras a los invasores, así les cueste la vida, “desde aquí le hacemos y le aclaramos al gobierno que al sector cañero no vende ni un centímetro de terreno, ni uno, si hay que defenderlo con su propia vida lo vamos a defender”.
Nosotros tememos por la vida de nosotros y nuestras familias, así es que queremos la seguridad de nuestra familia y de nuestra tierra.
Asimismo, Mario Pérez Nucamendi, cañero inconforme, puntualizó que a tres años de luchar por la liberación de tierras en el municipio de Socoltenango, el gobierno se ha mostrado indiferente ante el atropello a los derechos de los productores de la zona.
“Tenemos tres años, desde el 2015 estamos luchando por liberarlo, el gobierno no nos hace caso, agarraron a un preso, un delincuente, un matón, unos ladrones y los soltaron el pasado sábado, pasando por nuestros encima de nuestros derechos porque ni siquiera nos tomaron en cuenta, eso no se vale”, abundó.
De esta forma, comentó que en la zona son alrededor de 15 propiedades de cuatro a 10 hectáreas que han sido invadidas en los últimos tres años por integrantes de organizaciones campesinas.
“Son 15 pequeñas propiedades de cuatro, cinco y diez hectáreas, la más grande es de 28. Esos son los terrenos que están invadidos desde el 2015. Desde el momento que nos invadieron nuestras tierras nosotros denunciamos el atropello”, denunció.
Para finalizar, solicitó al gobierno no hacer caso omiso, ya que mantendrán plantón de forma indefinida hasta que les den solución
“Queremos que realmente el gobierno nos haga caso, y ahorita venimos ahorita con este plantón indefinido”, concluyó.
cañeros en protesta