priciachiapas.com.mx
Tuxtla Gutiérrez. El presidente del XIV Consejo Directivo del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas (CIME) en Chiapas, Ricardo Alberto González López, se unió al llamado que los empresarios del ramo de la construcción realizaron en el aspecto que los distintos niveles de gobierno otorguen las obras de reconstrucción tras el sismo de gran magnitud que azotó a la entidad a la mano de obra local para reactivar al sector en materia económica.
Mencionó que el CIME como parte del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), también pide que los gobiernos tanto federal como del estado, que tomen en cuenta a los constructores chiapanecos, ya que tras un recorrido en la zona afectada, se ve que son empresas del centro de México, sobre todo de la capital del país.
Lamentó que los proyectos de reconstrucción tras el terremoto de 8.2 grados Richter no se otorguen a los especialistas chiapanecos, pues sería una forma de reactivar la economía, al generar ingresos que se quedan en la entidad.
“Yo estuve trabajando en Arriaga, ya están demoliendo y son empresas de la Ciudad de México, no sé por qué, conozco compañeros con el equipo y la capacidad para realizarlo y no se los entregan a ellos”, comentó el también especialista en electricidad.
González López dijo que hasta el momento, no tiene conocimiento que algún colegiado esté trabajando en proyectos de reconstrucción, aunque son contratos que los colegios civiles y arquitectónicos ven y a ellos los subcontratan a través de éstos, pero no existe información que mencione la participación de chiapanecos.
En este sentido, mencionó que desde el primer día tras la tragedia, los colegiados del CIME prestaron servicio social tanto a nivel municipal en Tuxtla Gutiérrez, como a nivel estatal, ya de la mano con la Comisión Federal de Electricidad.
Ricardo González explicó que alrededor de diez cuadrillas de ingenieros especialistas en infraestructura eléctrica comenzaron a partir del 9 de septiembre a verificar las instalaciones de baja tensión, es decir, en su mayoría postes y alumbrado público, de primer momento en apoyo al ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez.
Una vez pasados los primeros tres días, tras el sismo, decidieron ofrecer de manera gratuita sus servicios a la CFE, por lo que a través de la paraestatal fueron a distintos lugares de la zona sierra y costa para verificar las instalaciones eléctricas.
El presidente del CIME mencionó que encontraron postes doblados, transformadores movidos de lugar y cruces dañadas, por lo que realizaron las reparaciones pertinentes con el objetivo de proporcionar calidad en el servicio eléctrico una vez pasada la emergencia.
Por lo tanto, reiteró que los gobiernos deben confiar en la mano de obra chiapaneca, pues los especialistas tanto en materia civil, arquitectónica y en su caso eléctrica, son profesionales con amplio conocimiento de las condiciones locales por lo que los proyectos mantienen la calidad necesaria tras estos eventos. (muralchiapas.com)CIME Chiapas.jpg