http://www.primiciachiapas.com.mx

TAPACHULA, CHIAPAS. Eduardo Ramírez Aguilar sostuvo una reunión con mujeres tapachultecas para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en donde reconoció a aquellas mujeres que han contribuido a la lucha por el respeto de los derechos irrestrictos de las mujeres en cualquier espacio público y privado.

Acompañado de las diputadas Viridiana Figueroa, anfitriona del evento, Patricia Conde y Dulce María Rodríguez, además de Marisol Cajica del Toro, presidenta del DIF Municipal; Eduardo Ramírez dijo que ha trabajado para que existan leyes más equitativas, así como espacios pensados y ganados por las mujeres unidas con sororidad.

“Las leyes deben garantizar el punto de partida entre hombres y mujeres. El punto de llegada depende de ustedes mismas, de su capacidad y de su voluntad. Eso también es igualdad y equidad”, señaló.

“Estamos en tiempos en donde no se puede entender una sociedad más justa, equitativa y participativa, si no tomamos en cuenta a las mujeres”, dijo.

En este sentido Ramírez Aguilar evocó una anécdota de su vida en donde por defender los derechos políticos de una mujer indígena, le costó un secuestro y violencia física,  pues dijo que en las comunidades indígenas las mujeres solo fungen para cargar leña y tener hijos, no para tener un cargo público.

“Por ello cuando una mujer gana un espacio público, vale la pena arriesgar la vida y lo volvería a hacer con tal de hacer valer sus derechos”, explicó.

Hoy en el Congreso del Estado las mujeres son mayoría y desde ahí trabajamos para erradicar la violencia en cualquiera de sus formas, puntualizó;  pero además se debe seguir marcando una agenda en donde las mujeres sigan teniendo mayor participación en la vida pública y mayores espacios de toma de decisión importante.

“Como esposo y padre de familia de tres hijas, anhelo una sociedad igualitaria con las mismas oportunidades entre hombres y mujeres”, concluyó.

Cabe señalar que en dicho evento se reconocieron a 5 mujeres destacadas, entre académicas, empresarias, ex funcionarias, deportistas, que han puesto el nombre de Tapachula y su género femenino en alto.