http://www.primiciachiapas.com.mx

PALENQUE. La precaria economía ha sido un factor importante para que se redujeran las ventas en el último mes del año pasado pues el grado de consumo fue mucho menor al del 2016, y es que la disminución del consumo fue hasta un 60% menos generado por la difícil situación financiera dieron a conocer locatarios del Mercado Guadalupe.

Para doña Ernestina, quien tiene un local de venta de pollos aliñados dentro del mercado, consideró que sus ventas bajaron 60 por ciento a comparación de años anteriores donde expresó que  “en estos tiempos las ventas han bajado porque  cada año tenemos altas expectativas de venta, pero la realidad es otra, bajan- hasta el momento no tenemos esperado un incremento en el costo del producto, aunque esto depende de las empresas que distribuyen los pollos, esperamos que durante este 2018 vamos a salir adelante”, manifestó.

Armando Camera Aguilar, vendedor de pescados, señaló que las ventas estuvieron regulares aunque no como las esperaban puesto que el consumo de este producto estuvo muy bajo durante el fin de año y todo el 2017, ya que a su consideración la principal afectación que sufren son los bloqueos.

“Siempre hemos sido afectados por los bloqueos y mientras el gobierno no haga nada siempre estaremos con esta problemática; no sólo nosotros sino el comercio en general, estuvimos en un 60 % de ventas y si fue algo difícil ya que no tuvimos ventas”, manifestó.

Camera Aguilar, mencionó que el 2016 fue un mejor año y que no esperan que la situación mejore para el presente año, aunque invitó a la población a que compre en lugares establecidos y con higiene que garanticen que lo que compren estará en buen estado además de que los conminó a comparar precios.

Por otra parte Jorge Arturo Landero Macnealy, declaró que en relación a meses anteriores al último del año, las ventas en su local incrementaron un 20 % aproximadamente, pero no lo que había sucedido en otros años como en el 2016 cuando tuvieron unas ventas del 80 por ciento,  es decir más de tres cuartas partes del animal que sacrificaban se vendía a la población.

“Lo que la población  buscó más en relación a carnes fue cerdo y pollo, el producto de res fue muy poco buscado por la población ya que la situación económica fue difícil, esperamos que en este año las ventas por lo menos se mantengan ya que será un año de elecciones y eso podría hacer que no haya mucho circulante”, puntualizó.

A pesar del anuncio del alza en el precio del combustible no tienen contemplado que durante los dos primeros meses del 2018 se tenga un incremento en el costo del precio de la carne de res que oscila entre los 80 y los 150 pesos.

“Seguimos invitando a toda la gente a que venga a nuestro mercado a consumir la producción local ya que las carnes que expendemos aquí son verificadas en el rastro por médicos que avalan la buena calidad y sanidad de nuestros productos”, finalizó.