Agencia/ CP

En la primera quincena de agosto la Semarnat México tendrá que determinar, autorizar o rechazar el proyecto de la nueva Presa Santo Domingo en la Selva Lacandona presentada por una compañía trasnacional, por lo que la Semahn Chiapas emitió una recomendación técnica rechazando el proyecto.

No obstante la Conagua en Chiapas —a quien Semarnat solicitó también opinión técnica—continúa sin abordar públicamente el tema generando incertidumbre entre la Comunidad Lacandona que inició procesos organizativos contra el plan hídrico y advirtió acciones radicales contra los proyectistas.

Esta opacidad en el manejo de la información de la Conagua podría encender conflictos sociales en una de las zonas más pobres pero también “menos “conquistadas” de la región Sureste de México, donde convive la estirpe genética de Mayas de Mesoamérica y criollos étnicos diversos.

Permiso

Sobre el tema, el titular de la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural (Semahn) Ricardo Hernández Sánchez confirmó que el proyecto aún está en estudio por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y han solicitado opiniones de la viabilidad o inviabilidad de la obra en Chiapas.

Explicó que fueron solicitadas opiniones académicas también a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y los seis municipios limítrofes al proyecto: Comitán, Ocosingo, Maravilla Tenejapa, Márquez de Comillas, Independencia y La Trinitaria.

De inmediato la Semahn entregó su estudio y postura institucional contra el proyecto, al considerarlo técnicamente “No Favorable”, pues afecta espacios denominados Unidad de Gestión Ambiental (UGAS) en las zonas protegidas de la Selva Lacandona.

El resto de organismos a los que Semarnat solicitó versiones técnicas del proyecto tendrían que emitir su postura socio-documental antes de la segunda quincena de agosto fecha límite para de las oficinas centrales para entregar la autorización o negativa a la solicitud de Manifestación de Impacto Ambiental presentada por la trasnacional chilena ‘Generación Enersi’, dijo.

La empresa con capital chileno presentó el proyecto para construir la Presa Santo Domingo en el sistema hídrico de la Selva Lacandona en Chiapas; específicamente en las localidades de Loma Bonita y Las Nubes, en el municipio de Maravilla Tenejapa, con el número de bitácora 09/MG-0266/06/18 y clave: 07CH2018E0016, bajo el nombre de “Proyecto Hidroeléctrico para la Generación de Energía Renovable Santo Domingo”.

En este sentido, los líderes lacandones Elias Chan Bor Yuc y Chankin Chambor confirmaron el inicio de un proceso organizativo para establecer la denominada ‘Gran Asamblea de la Selva’, mediante la cual toda la comunidad habitante de la Selva Lacandona, sin distingos étnicos defenderá la autonomía de la selva.

Se trata de la movilización más grande en la zona que está uniendo comunidades de las etnias Chol, Tseltal, Tojolabal y Lacandona, sostuvo Elías Chambor Yuk, presidente de la Cooperativa Jaguar Ojo Anudado II.

“Un proceso histórico entre los pueblos menos conquistados, que está uniendo seis comunidades ‘madre’: Lacanjá Chansayab, Nahá, Metsabok, Ojo de Agua Chankin, Nueva Palestina y Frontera Corozal, las cuales habían tenido conflictos internos casi históricos”.

Mediante la asamblea se fija la postura comunitaria en torno a los proyectos hidroeléctricos que se pretenden llevar a cabo en la Lacandona, y entre los primeros acuerdos destacan “acciones radicales, contra la invasión de la madre naturaleza”.

De esta manera resulta evidente el rechazo hacia el nuevo proyecto hídrico en Chiapas pero también la opacidad en el manejo de información de la Conagua que podría generar conflictos sociales en el estado.